Cambiar el estilo de nuestro hogar es más sencillo de lo que parece. Cambiar el tapizado puede suponer el cambio radical del aspecto. Dicho lo cual, saber elegir las mejores telas para tapizar se convierte en tarea fundamental. Unas sencillas claves harán que la elección sea una tarea no solo fácil, sino también un acierto seguro.

Tapizar el sofá y no morir en el intento

Hemos decidido tapizar el sofá o las sillas del comedor. Una de las mejores acciones dirigidas a renovar el estilo de nuestra casa sin que esto tenga que significar compras nuevas de muebles. 

- Definir qué estilo queremos para la estancia donde se encuentra el mueble a tapizar. Dependerá de cada estilo el tipo de tela por el que tengamos que inclinarnos. Colores tierra o crudos para los interiorismos de reminiscencias andaluzas, clásicas o minimalistas. Estampados en tonos chillones para los que quieran un estilo boho chic o estampados más discretos en rosas, verdes u ocres para las tendencias románticas. 

Las telas grises, negras y marrones oscuros los dejaremos para los espacios con interiorismos urban o industriales, cuando los lisos en cualquier caso irán bien si no vamos a cambiar cortinas o los tonos de las paredes.

- Definir el uso que le vamos a dar al mueble. Esto es un aspecto de vital importancia. Dependiendo del uso o "trote" que vaya a tener la pieza, tendremos que inclinarnos por tejidos más sufridos o más delicados. Los terciopelos, por ejemplo, no serían la mejor de las opciones para tapizados en los que hay niños de por medio. En este caso, será mejor optar por tejidos más resistentes e incluso los que presentan cualidades como los resistentes a las manchas. Las cretonas y las lonetas serán las telas indicadas para los tapizados que van a estar más castigados.

- Tejidos que no encojan. Es importante que durante el proceso de elección se escojan tejidos que no encojan al lavar. ¿A quién no le ha pasado que después de un lavado el asunto de enfundar se convierte en pesadilla? Los tejidos con fibras naturales en este sentido son los mejores, con el algodón como estrella en este asunto.

¿Conocemos los distintos tipos de telas para tapizar?

Si hiciéramos un examen, seguro que algunos de nosotros suspenderíamos en el nombre de las telas o en la correcta identificación de los tejidos. Pongamos remedio.

Los tejidos brocados. Son tejidos muy resistentes de llamativos estampados, por regla general. Resultará muy fácil identificarlos, pues una de sus características principales es que presentan bordados en hilos preciosos. Los brocados son tejidos ideales para tapizar una silla o tapizar cojines. Una manera de romper la monocromía de un sofá o sillón en el caso de que este sea de un color liso. Si, no obstante, los brocados son para tus cortinas, será mejor que para los tapizados se escojan telas más sencillas. 

Damasco o telas adamascadas. En la misma línea de los brocados, son tejidos barrocos para romper coloridos lineales en un interiorismo. Se trata también de un tejido resistente, con relieve y con componente de seda o algodón. Brillantes o mates, las telas adamascadas son propias de los estilos clásicos y para sillones que no van a tener un uso demasiado intenso.

Las cretonas. Tejido resistente por antonomasia. Son tejidos realizados con hilos muy gruesos y pueden presentarse en tonalidades lisas o en estampados. Sufridos y resistentes, perfectos para tapizar un sofá, sillas o cojines. Son muy similares a los brocados y a los adamascados en el estampado, pero ni incluyen en su composición hilos brillantes o sedas.

El algodón. He aquí junto con las cretonas uno de los tejidos más populares para los tapizados. Infinidad de colores, resistencia y una vida longeva para la tela por la que mucho se decantan, especialmente para los que van a darle un uso intenso a sus tapizados.

Tela de cretona para tapizar

La loneta es otro tipo de tejido habitual en las tiendas especializadas. Un sinfín de texturas, como se puede observar, para unificar ambientes, cambiar los interiorismos o decorar mientras se apuesta por la belleza, la resistencia, la utilidad o por todas estas cualidades juntas.

tela de chenilla

Las claves a tener en cuenta tras elegir la mejor tela para tapizar

Una vez ya hemos decidido qué tela va más con nuestro ambiente y con nuestros objetivos, se pueden tomar una serie de medidas con el fin de que el tapizado sea duradero. Elegir dentro del tejido que más nos guste uno que venga de fábrica con un tratamiento antimanchas y reforzar las zonas del sofá o sillón que más uso va a tener, son algunas de esas medidas. Solicitar ayuda en tiendas especializadas acerca de cuánta tela vamos a necesitar para tapizar el mueble en cuestión es otro de los consejos que deberás tener en cuenta.

sofá tapizado

Atrévete con todo y apuesta por tapizar

Repasados los consejos, las virtudes y las precauciones a la hora deelegir la mejor tela para tapizar, solo nos queda insistir en que atreverse a tapizar es apostar por un cambio. Atrévete con patrones impensables, por colores rompedores y da un giro de estilo a tu interiorismo de siempre.

Cambiar el estilo de nuestro hogar es más sencillo de lo que parece. Cambiar el tapizado puede suponer el cambio radical del aspecto. Dicho lo cual, saber elegir la mejor tela para tapizar se convierte en tarea fundamental. Unas sencillas claves harán que la elección sea una tarea no solo fácil, sino también un acierto seguro.